Cómo pasar más tiempo de calidad con nuestros hijos

 en Crianza

Aunque los días con niños pequeños a menudo parecen ser largos, el tiempo y los años pasan volando. Este es un plan práctico y útil para saborear los momentos que estemos juntos.

Cada día con niños pequeños se siente como una semana, cada semana como un mes. Sin embargo, a medida que celebramos cada cumpleaños, los años parecen pasar volando. Los niños de cinco meses se convierten en niños de 5 años en un abrir y cerrar de ojos, y luego en niños de 15 años. Cada día trae un nuevo crecimiento, descubrimiento, maravillas y desafíos. 

Más que una filosofía

En los últimos años han salido varias tendencias de crianza, crianza de apego, madres tigre, etc.
La verdad es una que se aplica a cualquier filosofía de crianza: Nuestros hijos deben pasar un tiempo significativo con nosotros. Necesitan ver y saber quiénes somos y cómo vivimos nuestras vidas. Con el tiempo nos vamos dando cuenta que nuestros hijos son los mejores maestros y aprendemos sobre ellos y gracias a ellos.

Tiempo de calidad vs más tiempo

En lugar de preocuparnos por cuántos minutos tenemos para compartir con nuestros hijos cada día, tratemos de convertir esos minutos en momentos memorables. A menudo compensamos el no tener tiempo para llevarlos al cine, a cenar en un restaurante, etc. Pero la verdad es que el tiempo de calidad puede ocurrir cuando menos lo esperamos, como en el automóvil camino a la práctica del ballet, poniéndonos los zapatos, etc.

Imagínate la siguiente situación: Tus hijos crecieron y se fueron de casa. Sus habitaciones están organizadas y vacías. El asiento trasero del automóvil aspirado y sin migajas ni juguetes. La casa organizada. Ahora vuelve a la realidad de hoy, los minutos de caos que son: finitos y fugaces.

No todos nuestros dias con nuestros hijos serán perfectos. Como padres queremos dejar una huella en ellos. Alimentar una relación y apoyarlos para que sean felices.

Compartir en pijama

La hora antes de acostarlos es caótica. Se siente la presión del tiempo, dejar todo organizado para el día siguiente, los uniformes, loncheras, tareas, etc. En lugar de sentarnos a ver televisión para relajarnos, tratemos de aprovechar este momento para hacer algo diferente.

Ponerles la pijama, lavarles los dientes y salir a caminar alrededor de la cuadra y tratar de mantener una conversación. Leer un libro juntos, hacer un dibujo o simplemente acostarnos a mirar el techo juntos y tratar de hablar sobre nuestros días. 
Recuerdan la época del apagón? Cuando no teníamos television ni celulares y debíamos entretenernos con conversaciones? Esos son los momentos memorables.

Jugar sus juegos

Veo a mis amigos padres que han decido introducir juegos de video en su hogar y lo han hecho de una manera a mi parecer, muy inteligente. Ellos los usan para jugar con sus hijos. Los juegos de video son de padres e hijos y todos participan.
Una manera de conectarnos con nuestros hijos es sabiendo a qué juegan, sus canciones, las películas que ven, etc.

Dejar el carro en el garaje

No es necesario manejar a todas partes, pero estamos tan acostumbrados a hacerlo y con niños más. Sin embargo, no hay nada como salir a caminar con ellos. Caminar al paradero del bus juntos y tomarnos de la mano. Explorar nuevos lugares caminando, parar y sentarnos a tomar un descanso. El mejor momento de mi día es cuando llevo a mis hijos de la mano a su paradero del bus.

Hace poco nos mojamos de regreso casa y tanto para ellos como para mí fue una experiencia que nunca olvidaré.

Mostrarle a nuestros hijos lo importante que es el tiempo que compartimos juntos les deja una marca y un ejemplo a seguir en el futuro

Por Andrea B para CITYKIDS

Deja un comentario