Cómo convencer a tu hijo que duerma hasta tarde

 en Salud y Nutrición

Te gusta que los fines de semana tus hijos duerman hasta tarde? El horario de sueño de los niños pequeños puede ser impredecible. Cuando tienen un horario establecido terminan despertándose muy temprano en las mañanas. Especialmente los fines de semana, cuando todos podríamos estar durmiendo en casa. El sueño es importante para todos en la familia.

¿Por qué los niños se levantan temprano en la mañana?

Existen tendencias genéticas que hacen que algunos seamos mas eficientes en las mañanas y otros lo sean en las noches. Los niños debido a esta tendencia genética puede que se despierten naturalmente. Ellos reaccionan a un horario de dormir como en turnos. O sea, un monto de tiempo específico. Cuando llegan a la edad de preescolar los niños por lo general solo necesitan 11 horas de sueño total. Si duermen una siesta en la tarde, puede que reduzca la cantidad de sueño que tendrá en la noche. Nuestro instinto animal influye en la despertada. Los niños se levantan cuando sienten que hay sol.

También existen factores físicos que hacen que se despierten como el hambre, ir al baño o que les salgan los dientes. ¿Pero cómo hacemos para que vuelvan a la cama y sigan durmiendo?

Tips para hacer que nuestros hijos duerman hasta tarde

Arreglar el cuarto

Los padres que no se preocuparon mucho por adecuar la habitación de los niños para hacerlos dormir, pueden hacerlo ahora. Asegúrate de bloquear la luz de las ventanas. Situar la cama alejada de las ventanas o la puerta para evitar ruidos. Ventilar el cuarto durante el día y hacer de el una caverna en la noche.

Negociar las siestas

Un niño probablemente no debería dormir una siesta prolongada de 4 horas antes de acostarse. Se recomienda que las siestas duren entre 45 minutos y una hora y media. Es cierto que cambiarles el horario de sueño puede ser complicado pero los niños logran ajustarse a nuevos horarios más rápido que nosotros. Mis hijos han viajado a diferentes lugares donde han tenido que ajustar sus horarios de sueño por la diferencia de horario. Y solo han estado en desajuste 3 días. Para la tercera noche ya duermen seguido. El secreto es tapar la luz y ajustar las siestas.

Ajustar las asociaciones del sueño

Una de las razones por las que tu hijo puede despertarse y permanecer despierto es que no sepa cómo calmarse para dormir nuevamente. Esto es particularmente cierto, si en primer lugar, irse a dormir requiere su presencia o biberones y teteros. Cuando los niños se quedan dormidos acompañados se normal que al despertarse y sentirse solos no puedan conciliar el sueño. Enséñales a conciliar el sueño sin estar acompañados.

Escuchar el silencio de la mañana

Últimamente hemos practicado respetar el silencio de la mañana en casa. Mis hijos están en kínder y ahora en vacaciones, aunque se acuestan tarde, siguen levantándose temprano. En las noches les he explicado que debemos respetar el sueño de las demás personas y que, si hacemos ruido, los despertaremos. No hay nada como levantarse en un lugar tranquilo y sereno. Sin ruidos. Así que tratamos en lo posible de no hacer ruido en la mañana para no despertar a los más pequeños.

Mientras duermes, creces

Esta afirmación me ha ayudado muchísimo. Les expliqué a mis hijos que todos necesitamos descansar. Sobre todo, los niños. Es por eso que los bebés duermen más que los adultos, porque están creciendo. Por eso, los niños en etapa de crecimiento deben dormir y descansar. Ahora no le ven problema ir a la cama o quedarse en cama…porque están creciendo.

Como todo con los niños, no hay una solución exacta para un problema específico. Todos somos diferentes y tenemos costumbres diferentes en nuestros horarios. Lo importante es que seamos creativas y recursivos y busquemos lo que se acople mejor a nuestro estilo de vida. ¿Dejar que se metan a la cama para que todos sigamos descansando? ¿Planear las sietas? ¿Se les puede convencer para que jueguen en silencio en su habitación hasta que todos estén despiertos? Cuáles son sus trucos?

Por Marcela D

CITYKIDS

Deja un comentario