7 señales para confirmar que crías buenas personas

 en Crianza

Criar hijos no es tarea fácil. Criar a los niños para que sean buenas personas puede parecer casi imposible en un mundo lleno de ejemplos no tan buenos. Y es que estamos llenos de casos en los que algunos niños están acosando a sus compañeros en el patio de recreo, otros robando en las tiendas o cambiando sus notas académicas.

La pregunta es ¿cómo te aseguras que tu hijo sea la persona que por el contrario invita a sus compañeros a comer en la mesa y quien da ejemplo devolviendo la bandeja y reciclando la basura?

Si tu hijo comienza a comportarse de las siguientes siete maneras, puedes pensar que lo estás haciendo bien. (Nota: si no se comporta así, eso NO significa que estés haciendo un mal trabajo de crianza. Tampoco que tus hijos no sean buenas personas.

Simplemente aceptemos que la crianza es difícil, todos los niños son diferentes y hay un millón y más de variables que luchan en contra. 

1. Si es inclusivo

Si tu hijo realmente está invitando a otro niño a jugar o comer o si está pasando el tiempo con otros niños de diferentes ámbitos de la vida, puede ser una señal de que quiere incluir a todos. Y practicar la inclusividad, por supuesto, hace que todos se sientan mejor.

2. Si se preocupa por el medio ambiente

Si hace un gran esfuerzo para recoger o reciclar su basura o va a recoger la basura de otros niños, puede ser una señal de que se preocupa por su impacto en el medio ambiente. Y claramente quiere hacer del mundo un lugar más limpio y mejor en general.

3. Si tu hijo dice “por favor” y “gracias”

Sin que tengas que recordárselo, puede ser una señal que se están convirtiendo en buenas personas. Entienden cómo ser educados y mostrar respeto y gratitud.

4. Si limpia sin preguntar

Si tu hijo por ejemplo, se levanta después de una comida y comienza a recoger los platos de todos los demás para limpiarlos, también puede ser una señal de que se está convirtiendo en una persona responsable y humanitaria. Está mostrando que le gusta la limpieza y ayudar a otros a hacer lo mismo.

5. Si realmente te escucha

Si tienes conversaciones con tu hijo y notas que es un oyente bastante activo (porque solo tienes que decirle las cosas una vez o porque hace preguntas después de escuchar con atención). Esto podría ser una señal de que estás criando una persona empática que entiende que las conversaciones son de dos vías.

6. Si comparte con los demás

Si tu hijo siempre comparte sus juguetes, o comida con otros niños o con sus propios hermanos, es una señal positiva. Esto significa que se preocupa por los demás y no es codicioso.

7. Si te da un consejo sorprendentemente bueno

Si estás pasando por un momento difícil y tu hijo te aconseja algo que no esperabas. Esto puede ser una señal de que se está convirtiendo en una persona sabia, que tomará decisiones buenas y se preocupa lo suficiente como para ayudar a otros a hacer lo mismo.

Sé un ejemplo de moralidad. Los niños aprenden valores observando cómo actúan las personas que les rodean. Queremos que nuestros hijos sean buenas personas y para esto debemos practicar valores como la honestidad, justicia y caridad para que nuestros hijos puedan aprenderlo de nosotros.

Para que aprendan cómo queremos que se porten con los demás, intenta por ejemplo hacer voluntariado y si es posible, que te acompañe tu hijo.

Plantéale a tu hijo un dilema ético como “¿Debería invitar a mi vecino a mi cumpleaños si a mi mejor amigo no le cae bien?”. Enséñale como lo solucionarías tú, guiándote por los buenos valores que le estás enseñando.

Por Cecilia R

fuente: Parents

Deja un comentario