Dejemos de excusar a los papás por no ayudar en la casa

 en Crianza

Es un tema que nunca hablamos pero siempre está presente. Las mamás de estos tiempos nos exigimos demasiado. No solo para tener una profesión, trabajar, estar en forma, ser buenas mamás, esposas, hijas, amigas, etc. Al final del día la carga sobre la crianza de nuestros hijos cae como responsabilidad nuestra. 

Todos los blogs de crianza que leo hablan sobre lo cansadas que las mamás se encuentran, el desbalance entre la carrera y la casa y cómo son ellas las únicas que llevan la carga de la crianza de los hijos (las que toman las decisiones de las clases, los llevan, recogen, hacen tareas, mercado, limpian, decoran, compran uniformes, planchan…)

La mujer en la casa y el hombre provee

Yo, personalmente estoy cansada de escuchar que todas debemos ser la “súper mamá” pero “acéptate como eres y ten calma”. Si algo falta en casa, si los niños se portan mal, las calificaciones son bajas, todos incluyendo las tías y las vecinas, culpan a la madre por no hacer suficiente.

Es cierto que vivimos en una sociedad machista pero usar eso como excusa no es bueno. Tampoco es cuestión de género es una forma de vida. Nos acostumbramos en nuestras casas a que los hombres no hacen ninguna labor fuera del trabajo. En mi caso, mi padre llegaba a casa a cenar y ver televisión. Si jugaba con nosotros era mínimo el tiempo. Pobrecito, esta cansado y trabajó todo el día”. Mi mamá también trabajaba algo así como medio tiempo y cuidaba de nosotros y de la casa y de mi abuela. Siempre fue la primera en levantarse y la última en acostarse. 

Lamentablemente este patrón de vida viene de otras generaciones. Mis abuelos eran igual. La mujer en la casa y el hombre provee. 
Actualmente no es justo aplicar el mismo modelo. Las mujeres de hoy en día trabajan y tienen profesiones. Cargos importantes, viajan y el cuidado y responsabilidad de la casa debe ser compartido.

Papás más presentes, hijos más balanceados

Creo que la única manera de darle un freno a este patrón es tirar la toalla. En serio. Basta ya! Nosotras mismas somos las que estamos permitiendo que esto suceda en nuestras casas. Hablemos con nuestras parejas, pidamos ayuda e igualdad. Ambos necesitamos dormir, ambos somos los responsables de nuestros hijos y de sus comportamientos.
Ser mamá en casa también es una labor como lo es ir a la oficina. Estar a cargo de niños es igual o más estresante. 

Todos necesitamos cambiar, hasta nuestros hijos. Mamá no es la única que puede hacer la merienda, vestirlos o bañarles los dientes. Debemos soltar las riendas y permitir que nuestros hijos involucren más a sus papás. Este ejemplo de vida nos ayudará en un futuro, generando padres más conscientes y amorosos. Ayudarán más en las labores de la casa. Todos, absolutamente todos, tenemos responsabilidades en el hogar y no es solo de proveer económicamente. También de recoger, limpiar, compartir y convivir.

Padres presentes pero ausentes

Ambos decidimos que era el momento de tener un hijo; los dos somos responsables de la educación y crianza de nuestros hijos.
Entre mujeres escuchamos ¨mi esposo me ayuda mucho¨. Como si el esposo estuviera haciendo un favor, el hombre simplemente está ejerciendo su paternidad. Es su responsabilidad porque él también quiere ser parte de la vida de sus hijos.

Necesitamos más padres presentes en sus casas, que quieran compartir momentos y experiencias con sus hijos, buenas y malas. Incluso también hay hombres que dicen “yo ayudo a mi esposa a cuidar a mi hijo” y no es cuestión de ayuda; es parte de su paternidad.
Las decisiones de la familia deben ser tomadas por ambos padres, como un liderazgo compartido.

El secreto está en el equilibrio

Es supremamente importante para padres e hijos sentir el equilibrio. Esto no solo brinda bienestar y confianza. La familia se convierte en un equipo donde todos ganan o todos pierden pero siempre está el apoyo mutuo de todos los integrantes. Todos colaboran y están comprometidos en la crianza. Dejemos atrás los antiguos roles y criemos juntos a nuestras familias.

Por Claudia N para CITYKIDS

Deja un comentario