6 estrategias de defensa personal para evitar el acoso o matoneo escolar

 en Crianza

Todos queremos que nuestros hijos sepan cómo defenderse en caso que se les presente el matoneo escolar o acoso. Pero cómo podemos prepararlos para ese momento? Lo ideal es hablar con nuestros hijos sobre cómo manejar adecuadamente este tipo de situaciones. Y sobretodo, cómo evitarlas, defenderse y estar seguros.

Cuando hablamos de defensa personal, no nos referimos a tener que pegarle a nuestro atacante. Hay muchas maneras para evitar el acoso: como saber escucharnos a nosotros mismos. Tener confianza que estamos tomando las decisiones adecuadas y cuándo debemos retirarnos de la pelea. Aquí les compartimos algunas estrategias para evitar el matoneo.

 

Mantener un lenguaje corporal que inspire seguridad

Una de las mejores maneras para evitar el matoneo es enseñarles a nuestros hijos a confiar en sí mismos e inspirar seguridad.
Nuestro cuerpo y postura es un indicador de cómo nos sentimos y cómo afrontamos el día a día. Tener buena postura, mirar a los ojos cuando te hablan y usar un tono de voz que se escuche, esto inspira confianza y seguridad.

Siempre estar en grupo

Los acosadores tienen menos probabilidades de apuntar a alguien que está con un grupo de amigos. Asegúrate que tu hijo sepa que es mejor ir a lugares en grupos. Si tu hijo no tiene un grupo de amigos, trabaja con él para desarrollar amigos. La amistad es un factor protector contra el bullying.

Confiar en nuestro instinto

Enseñarles a nuestros hijos a identificar cuando va a haber un problema, a seguir su instinto. Todos sentimos cuando algo anda mal para poder evitar problemas y confiamos en ese sentimiento. Esto nos ayuda a prepararnos a afrontar alguna calamidad.

Evitar no pelear físicamente

Con frecuencia, los niños no se dan cuenta cuando las cosas podrían ir en la dirección equivocada. Es importante enseñarles a relajarse y alejarse de una situación que se está intensificando. Aprender a identificar cuando una situación está a punto de empeorar, es la mejor manera de evitar problemas.

El Volumen de la Voz

Cuando un niño quiere ser escuchado es porque se siente seguro. El volumen de nuestra voz indica qué tan cómodos estamos en una situación. Tener una voz fuerte y segura puede hacer que los acosadores retrocedan.

Encontrar siempre una salida

A veces los niños se encontrarán en una situación en la que no pueden alejarse de inmediato. Tal vez su camino está bloqueado o sienten que no es seguro correr por él. En este caso, aún deben buscar una salida y cuando se presente la oportunidad, tomar un descanso. Recuérdeles que no es un signo de debilidad huir de un acosador. De hecho, se necesita coraje y fuerza.

Revisa “Planes en la Ciudad”  si buscas qué hacer con tus hijos en Bogotá y Medellín filtrando por ciudad! 

Por Andres P para CITYKIDS

fuente: parents

Deja un comentario