¿Tu Hijo es Alérgico al Gluten?

 en Salud y Nutrición

Son tantos los nuevos casos de personas alérgicas al gluten que podría pensarse que es la enfermedad “de moda”. Con esto no quiero dar a entender que es algo sin importancia y que se deba tomar a la ligera, por el contrario, me he puesto en la tarea de investigar acerca de este trastorno y las conclusiones son sobrecogedoras.

¿Qué es el gluten?

“Es el nombre con que se denomina a las proteínas vegetales que se encuentran en el trigo, centeno, cebada y avena. Aunque ésta última (avena) se cuestiona sólo porque su cultivo y producción se combina con la del trigo”, según la nutricionista Javiera Muñoz Buratovic.

¿Dónde se encuentra el gluten?

Este grupo de proteínas está presente en la mayoría de los cereales y por lo tanto en sus subproductos tales como harinas,  pastas, panes, pasteles, y galletas, entre otros.

El gluten es utilizado a nivel industrial, debido a que proporciona a las masas la elasticidad, plasticidad y esponjamiento, permitiendo atrapar el gas durante el amasado. Además, aporta solidez y estructura, y por esto se encuentra muchas veces en productos como embutidos, derivados cárnicos, salsas, comidas preparadas, e incluso, hasta en ciertos medicamentos.

Los expertos sostienen que el gluten le aporta al organismo calorías y carbohidratos. “Algunos son ricos en fibra, como la avena, y, en términos normales, estos alimentos no causan ningún problema al organismo”.

¿Cuales alimentos son libres de gluten?

La mayoría de los alimentos no procesados son libres de gluten como lo son: la leche y sus derivados, las carnes, los pescados y mariscos frescos, los huevos, verduras, hortalizas, tubérculos, las frutas, el arroz y el maíz, las legumbres, el azúcar, la miel, los aceites y mantequillas, café en grano o molido, los vinos, la sal, la quinoa, amaranto, mijo y sorgo.

Definitivamente, sí hay niños y adultos intolerantes o alérgicos al gluten; aquellos quienes tienen una predisposición genética y los ataca la llamada enfermedad celíaca.

¿Qué es la enfermedad Celíaca?

Es un síndrome de malabsorción causado por un desorden inmunológico que provoca una inflamación en el intestino delgado.

Cuando una persona con enfermedad celíaca consume o se expone al gluten, su cuerpo destruye las vellosidades intestinales encargados de absorber los nutrientes de los alimentos. Este daño ocasiona que el cuerpo no pueda absorber debidamente los nutrientes de los alimentos y provocar síntomas gastrointestinales.

Es posible que si un bebé tiene la enfermedad celíaca esta se detecte, obviamente, al introducir los cereales en su dieta.

Cuando un niño la padece, el gluten daña las vellosidades en el intestino delgado, cuya función es absorber los nutrientes de los alimentos. Al suceder esto, es posible que los niños no ganen peso y, en cambio, sufran de desnutrición.

Es importante tener en cuenta que este trastorno se caracteriza por presentar síntomas muy diversos que a menudo son confundidos con otras patologías o que pueden incluso pasar desapercibidos.

La Enfermedad Celíaca en Niños

Esta enfermedad tiene una incidencia de 1 entre 1.000 niños y es hereditaria aunque no siempre se encuentran antecedentes familiares.

Se ha evidenciado una reducción del riesgo de aparición de esta enfermedad a los dos años de edad de un 40% en aquellos bebés que tomaban leche materna en el momento de introducir el gluten en la alimentación.

El efecto es aún más pronunciado en los que continúan siendo amamantados después de la introducción de gluten en los alimentos.

Las causas de esta increíble protección parecen ser que, por un lado, la lactancia materna limita las cantidades reales de gluten recibido y, por el otro, protege contra las infecciones intestinales. Las infecciones pueden aumentar la permeabilidad intestinal del niño y favorecer el paso del gluten.

Se ha sugerido también que el efecto inmunomodulador de la leche materna induce tolerancia inmunológica al gluten.

Síntomas de Intolerancia al Gluten en Niños

Los síntomas de la enfermedad celíaca en niños son muy variados y pueden comenzar en cualquier momento de la vida.

Hay casos en los que la intolerancia se detecta a edad muy temprana, cuando el bebé entra en contacto con esta proteína por primera vez, y otros en los que el diagnóstico es mucho más tardío.

Debido a que en muchas ocasiones la celiaquía no produce síntomas clínicos que hagan sospechar de este trastorno, se estima que un 75% de los pacientes están todavía por diagnosticar.

En general, los síntomas más frecuentes de la intolerancia al gluten en niños son:

  • Náuseas y vómitos
  • Diarreas o estreñimiento
  • Gases y cólicos
  • Dolor e hinchazón de barriga
  • Pérdida de peso
  • Retraso en el crecimiento
  • Cansancio extremo
  • Anemia
  • Irritabilidad
  • Eccemas en la piel
  • Aftas bucales y defectos en el esmalte dental

 

Diagnóstico y Tratamiento de la Intolerancia al Gluten en Niños

Diagnosticar la celiaquía puede ser complicado cuando no existen síntomas o estos no son los habituales. Sin embargo, una vez se sospecha de la posible enfermedad, el diagnóstico suele ser rápido.

Se comienza realizando un análisis de sangre para comprobar si existen anticuerpos al gluten y, en caso positivo, se procede a realizar una biopsia intestinal para evaluar si se han producido daños en el intestino delgado.

Una vez se diagnostica la intolerancia al gluten en niños, el tratamiento consiste en seguir una dieta 100% libre de gluten durante toda la vida.

La celiaquía es una enfermedad crónica, por lo que aunque se produzca una recuperación al eliminar el gluten de la dieta, el niño celíaco nunca será capaz de asimilar esta proteína y volverá a desarrollar los síntomas si comienza a ingerirla de nuevo.

La dieta debe estar basada en alimentos frescos como carnes, pescados, huevos, hortalizas, frutas y cereales sin gluten (el arroz y el maíz). Debido a que la mayoría de productos procesados contienen gluten, o trazas del mismo, deberán evitarse completamente.

¿La Dieta sin Gluten es Saludable?

Sólo porque un alimento tenga una etiqueta que lo declare “libre de gluten” no significa que es mejor o que es saludable. 

  • Los alimentos procesados sin gluten no están fortificados con vitaminas. Por ejemplo, tal vez les falte vitamina B y hierro y tengan demasiada grasa y azúcar y pocas proteínas.
  • Como siempre, se recomiendan las frutas, verduras, carne y pescado, y una gran variedad de granos entre los que se incluyen amaranto, mijo y quinoa.

La alimentación es un factor básico en el correcto desarrollo de los niños, e inculcarles unos hábitos alimenticios adecuados desde la infancia ayuda a prevenir enfermedades.

Por Roberto T. para Citykids

Fuente: www.celiacos.org, www.mhunters.com

Deja un comentario