Por que debemos dejar que los niños se aburran

 en Crianza

Ya compramos los útiles escolares, las maletas y loncheras y los niños ya están de regreso al colegio. Sentarse en clase es ahora parte de la rutina de los niños, como para nosotros es llevarlos al paradero del bus o al colegio. Los padres empezamos a buscar cómo ocuparlos en sus horas libres y luego nos damos cuenta que tenemos que organizar cómo llevarlos y traerlos a diferentes partes. Esto tiende a convertirse en algo bastante estresante.

Doctores han empezado a recomendar dar un tiempo de descanso antes de ir directamente a una actividad después del colegio. 30 minutos de tiempo no estructurado (fuera de las pantallas).

Los padres tendemos a preocuparnos que nuestros hijos se aburran sin hacer alguna actividad. Expertos consideran que de estar aburridos es cuando nace la creatividad, especialmente en los niños. Después de tener un día estructurado, el no tener nada que hacer les da la libertad de explorar y crear nuevos juegos. Esto no significa que nosotros seamos los que tenemos que entretenerlos. Si bien es importante que los padres jueguen con sus hijos regularmente, es más que aceptable que los niños jueguen solos y tomen sus propias decisiones. Ambos tipos de juego contribuyen a un fuerte sentido de identidad en su desarrollo .

Tiempo sin estructura

Algunas veces cuando vemos que nuestros hijos están aburridos y nosotros nos encontramos ocupados, lo primero que hacemos es ponerlos frente a una pantalla.

El problema con el tiempo programado y controlado es que obstaculiza la capacidad de los niños para desarrollar sus habilidades sociales, creativas, de comunicación y resolución de conflictos.

Una idea es crear espacios dentro de nuestro hogar, donde les demos tiempo para “hacer nada”. Un tiempo libre de controles remotos, teléfonos, tabletas y computadores. Tal vez una idea puede ser caminar o ir al parque, salir al jardín y no estar encerrados en casa. Cuántas horas pasamos encerrados dentro de cuatro paredes? Sumemos eso con los años que tenemos…Los niños pueden disfrutar siendo libres de presiones, responsabilidades y del encierro al que nos confinamos en la adultez.

Aprovecha al máximo los momentos que tienes

Nuestros hijos no son los únicos que tienen rutinas. Nosotros también. Puede que nuestro horario no nos permita llevarlos al parque por 30 minutos al dia. Entonces que podemos hacer?
Todavía podemos incorporar elementos de tiempo no estructurado en el horario de nuestra familia, simplemente dejando que nuestros hijos sean niños, solo en los días en que estamos ocupados. Enseñarles a disfrutar, tocar, oler frutas y verduras. Hacerlos partícipes de nuestras tareas como ir de compras y hacer mandados, permitiendo que nuestros hijos interactúen con su entorno y tomen sus propias decisiones.

Dejar ir a una actividad extracurricular

Si para nosotros es un stress programarlos y llevarlos, recogerlos, etc. puede que para nuestros hijos también. Algunas veces asumimos que sabemos lo que les gusta o necesitan, pero no tenemos en cuenta que tal vez lo que estamos haciendo es generarles ansiedad. Si a nuestros hijos no les gusta un deporte o actividad no nos sintamos culpables de no volver a asistir. Es mejor eliminar las actividades que no hacen felices a nuestros hijos para que puedan concentrarse en las que verdaderamente disfrutan.a

En conclusión 

No seamos nosotros quienes fijemos la dirección al tiempo de nuestros hijos. Esta, también es responsabilidad de ellos. A todos nos conviene tener espacios individuales donde cada uno haga las cosas que más le gusten. Tendrán años de sus vidas con horarios y stress de reuniones, tráfico y mil razones que les producirán ansiedad. Pero ahora que son niños es el tiempo para disfrutar del juego.

Si para nosotros es un stress programarlos y llevarlos, recogerlos, etc. puede que para nuestros hijos también. Algunas veces asumimos que sabemos lo que les gusta o necesitan pero no teneos en cuenta que puede que lo que estemos haciendo es darles ansiedad. Si a nuestros hijos no les gusta un deporte o actividad no nos sintamos culpables de no volver a asistir. Es mejor eliminar las actividades que no hacen feliz a nuestros hijos para que puedan concentrarse en las que verdaderamente disfrutan.

Por Constanza R para CITYKIDS

fuente: mommynearest

Deja un comentario