Atras

Practicar Yoga me ha ayudado a ser una mejor Mamá

Publicado por CityKids. (4)

yoga maternidadMi relación con la práctica de yoga ha evolucionado; se adapta a mis nuevas necesidades.

Desde mis problemas con la fertilidad, un embarazo de alto riesgo, la aceptación y amor al cuerpo en la etapa post parto, el stress de casa, la paciencia y constancia que debo tener a diario, practicar yoga me ayuda a encontrar la fuerza que hay en mí.

PRIMERA EXPERIENCIA

Conocí el yoga desde que era pequeña, antes que fuera una práctica de modelos o que se vendieran pantalones especiales. Aprendí sobre prácticas de respiración y meditación desde niña gracias a la hija de mi profesora de música, quien en ese entonces viajó a la India. 

Para esa época, practicar yoga en Bogotá era un tema muy nuevo, ahora que lo pienso fue algo muy innovador. Mi profesora lo añadió a las clases tal vez por ayudar a su hija, pero también como una manera para que los niños manejaran el miedo y stress de tener una presentación.

Después de graduarme en la universidad y de asistir a una clase gratis en un estudio de yoga, me volví a enamorar de la práctica. Esta vez encontré una manera de hacer ejercicio sin sentir que estaba haciendo ejercicio, soy flexible por naturaleza y me encantó sentir que se me facilitaba una disciplina.

De niña no fui la mejor haciendo ejercicio. No fui la mejor corriendo; jugando basquetbol me gané un yeso en el tobillo y en tenis nunca gané un torneo.

Nunca me sentí cómoda en un vestido de baño y mis papás afortunadamente nunca cedieron a mi sueño de tener un caballo.

DESCUBRIENDO EL YOGA

pexels-photo-374694Gracias a esta clase comencé a visitar diferentes estudios. Acababa de empezar a trabajar y la plata no alcanzaba; la oportunidad de la primera clase gratis en un estudio fue perfecta. Finalmente conocí una profesora que me ganó, pues sus clases no eran solo físicas. Aprendí sobre fisiología y anatomía, cada clase era desafiante pero relajante y fue gracias a ella que empecé a interesarme en profundizar mis estudios.

Un verano me inscribí en un curso para certificarme como profesora de yoga; fueron dos meses intensos, llenos de crecimiento y aceptación de mi cuerpo, conectándome conmigo y con los demás, aprendiendo sobre mis retos, mis sentimientos y sobre todo a conocerme tanto física como espiritualmente.

BENEFICIOS DE PRACTICAR YOGA

YOGA Y LA FERTLIDAD

Luego vinieron mis problemas de fertilidad. Traté de concebir por años, los exámenes mostraban que todo estaba en orden, mi mente juzgaba a mi cuerpo y no entendía cuál era el problema. Además escuchar: “tranquila cuando te relajes seguro quedas embarazada” era aún más doloroso. 

Afortunadamente encontré una profesora que daba clases de yoga para la fertilidad. Mi práctica cambió, se volvió más lenta y concentrada en la respiración. Gracias a estas clases conocí un grupo de mujeres fuertes que vivían exactamente lo mismo que yo, en una época en que hablar de problemas de fertilidad  era aún un tabú, escuchar sus historias fue inspirador.

practicar yoga

YOGA EN EL EMBARAZO

Después de cambiar de especialista y una cirugía más tarde, quedé felizmente embarazada. Emocionada, volví a clases con mi profesora de años,  empecé a soñar con un parto natural, excepto que mi embarazo fue de alto riesgo.

Concebí gemelos y me diagnosticaron con placenta previa; después de querer tener un embarazo activo tuve que cambiar mi práctica. Volver a movimientos lentos pero profundos y concentrarme en la respiración, que me ayudó cuando de 7 meses el doctor me mando a reposo y dos semanas de hospitalización.

Finalmente tuve la cesárea que nunca quise pero mis hijos nacieron saludables y afortunadamente no tuve ningún contratiempo.

Los maestros de Yoga creen que todo ser vivo posee un número determinado de inhalaciones. Por eso, la  forma en la que uno respira determina la duración y calidad de su vida.

Antes del nacimiento los bebés tienen los pulmones llenos de fluido y aun no se encuentran inflados. Al nacer, el bebé debe tomar su primera respiración, la cual aumenta el flujo de sangre y drena el fluido de los pulmones.

Para mí estar presente y ser parte de su primera respiración fue algo conmovedor… lo sentí como su primera señal de independencia, se llenaron del mundo después de estar llenos de mí.

practicar yoga

YOGA EN EL POST PARTO

Recuerdo que después de regresar a casa, salir a la esquina me dejaba sin aire. Pasar por una cesárea, casi dos meses de cama y 22 kilos de más (lo que llegue a pesar antes de dar a luz) tiene sus efectos. 

Volví a mi práctica de yoga lenta y poco a poco empecé a retomar mi cuerpo. A medida que el cuerpo me lo permitía intensificaba mi práctica; esto me ayudó a conocerme otra vez, a reconocer el nuevo cuerpo de madre que tenía y a aprender y amar las diferencias del que dejé antes de tener hijos. 

practicar yoga

PRACTICAR YOGA, EL STRESS Y LOS NIÑOS

El dejar a mis hijos en casa, el regresar al trabajo, el stress, la falta de sueño… todo a la vez se resumía a conseguir una respiración profunda y una aceptación de cada circunstancia.

A medida que mis hijos crecían, creció mi fuerza, podía correr tras de ellos, también aprendí a sacar tiempo para mí  y para  practicar yoga. 

La crianza trajo más desafíos, la paciencia, constancia y empatía han sido mis nuevas metas. Enseñar a mis hijos cómo controlar sus emociones ha resultado más difícil de lo podría imaginar, juntos tratamos de practicar la respiración  profunda.

En un futuro me encantaría tomar una clase con ellos, por ahora sé que esa respiración que he aprendido a controlar y manejar,  es la que me calma y me da fuerza, es la que les quiero dejar, pues es cuando doy lo mejor de mí y cuando me siento más tranquila.

Por Constanza T. para CityKids
Fotos de Pexels.com

Descarga CityKids y entérate de todas las actividades culturales y planes para niños en Bogotá aquí:

1280px-download_on_the_app_store_badge-svg
images

También te puede interesar...

Leave a Comment