Qué tan efectivos son los remedios de la abuela?

 en Salud y Nutrición

Crecí escuchando los remedios caseros de mi abuela. Según ella, todo tiene una solución y la naturaleza es más sabia que nosotros.

Por muchos años mi mamá y mi abuela usaron los remedios caseros. Y no les voy a mentir que siempre pensé que eran efectivos, o mejor dicho, a mi sí me curaban.

Mis hijos y mi esposo son un poco más incrédulos. Así que me tomé el tiempo de investigar un poco para determinar qué tan efectivos son.

1- El mágico poder del ¨Vicvaporu¨ (Vick VapoRub)

Cuando tenía gripa, congestión nasal, tos, dolor de cabeza o dolores de crecimiento, mi remedio era un masaje con Vick VapoRub en el pecho para descongestionar la nariz, la espalda o las piernas.

Estudios demuestran que gracias a sus ingredientes como los aceites aromáticos con el petrolatum hacen que duermas mejor. Últimamente también sirve aplicarlo sobre las verrugas para que se caigan y sobre las estrías para reducirlas. No te sana, no te cura pero sí te da descanso.

No se recomienda usar Vick VapoRub en menores de 2 años.

2- Caldo de Pollo para el resfriado

En este sí que tenia razón la abuela. El caldo de pollo es rico en electrolitos y nutrientes. Nos ayuda a mantenernos hidratados y le da energía al cuerpo para darle paso a que las defensas hagan su trabajo.

3- El agua de romero cura la calvicie

Este sí que no funciona. Por más que le lave el pelo a mi papá con agua de romero, no le va a salir un pelo más. Pero cuando se trata de curar la calvicie hay quienes juran que el poder curativo más grande es el del placebo. Como quien dice, creer es poder…sigan intentándolo.

4- La Otitis se sana con leche materna

La leche materna tiene anticuerpos y puede ayudar a sanar una infección. Yo la use cuando mis hijos tuvieron conjuntivitis y mis bebés al otro día amanecieron perfectos.

5- Ajo con miel para aliviar el dolor de garganta

La miel tiene propiedades antibacteriales y antivirales. El ajo tiene un poder inmunológico, antibacterial y antiviral. La combinación de ambos es potente y ayuda a aliviar el dolor.

Yo generalmente me quedo solo con la miel. Pero si ustedes son capaces, les recomendamos probarlos juntos.

6- Aguita de Anís para el cólico

Aclaro que no hablo del cólico de un bebé. Darles agua de anís a los bebés es peligroso. El té de anís es un tratamiento sedante que tiene propiedades desinflamatorias y anticoagulantes. Ayuda con cólicos menstruales o digestivos.

7- Té de jengibre para el malestar estomacal

El jengibre tiene propiedades anti espasmódicas que disminuyen las contracciones musculares del estómago causantes de síntomas como las náuseas. El jengibre es un excelente remedio para el malestar estomacal y problemas leves en el sistema digestivo.

8- Yogurt para la diarrea

El yogurt está lleno de bacterias saludables llamadas probióticos. Cuando el organismo tiene bacterias que causan diarrea, los probióticos las combaten y reducen su concentración en el sistema digestivo, equilibrando la presencia de las bacterias saludables. La infección se hace más leve gracias a la acción de los probióticos.

9- Sábila para las quemaduras

La sábila ya no es un secreto. Es el componente principal de cremas para hidratar la piel. Los compuestos presentes en la sábila refrescan la piel y ayudan a que sane naturalmente.

Gracias al uso de esta planta, mejora el flujo de sangre oxigenada hacia los vasos de la piel.

Qué remedios caseros aún usan en sus casa? No olviden compartirlos en los comentarios

Revisa “Planes en la Ciudad”  si buscas qué hacer con tus hijos en Bogotá y Medellín filtrando por ciudad! 

Por Martha C para CITYKIDS

fuente: infobae

Deja un comentario