Cuídalos en Casa de las Temporadas de Gripe

 en Salud y Nutrición

En Bogotá, los picos de gripe y las enfermedades respiratorias agudas se presentan generalmente a comienzos del mes de marzo.

Este pico sigue presente hasta el mes de mayo; por esto los profesionales de la salud advierten sobre los cuidados que deben tener los padres de niños menores de 5 años, ya que son una de las poblaciones más vulnerables.

Se puede decir que en la mayoría de los casos, la (IRA) Infección Respiratoria Aguda es bien tolerada, sin embargo es una de las principales causas de hospitalización en menores.

La (IRA) es una de las patologías más frecuentes en menores de cinco años en todo el mundo y anualmente mueren más de 2 millones de niños por esta enfermedad.

En la mayoría de los casos se trata de infecciones de origen viral, más del 90% de las bronquitis y 50% de las otitis mixtas son virales y bacterianas. Dentro de los principales síntomas de las enfermedades respiratorias, la tos y su manejo en casa sigue siendo el que más inquieta a los padres.

Se deben tomar todas las medidas que sean apropiadas para prevenir la infección en todos los ambientes donde están los niños. Por lo anterior, la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá y la Sociedad Colombiana de Pediatría recomiendan:

 

Gripe en Jardines Infantiles

El personal que trabaja en la institución no debe usar, anillos, cadenas, collares, relojes, aretes o cualquier accesorio que pueda contribuir a ser fuente de contaminación.

Si es imprescindible que el niño con gripa asista al jardín, separarlo de los compañeros sanos, con actividades diferentes para unos y otros, y así evitar el contagio.

Intensificar el lavado de manos.

Usar pañuelos desechables para el flujo nasal, uno distinto para cada niño.

Si el profesor tiene gripe, no debe asistir a trabajar; si tiene que hacerlo, debe hacer uso de tapabocas y lavado frecuente de manos.

¿Qué hacer en Casa?

En lo posible, los padres no deben enviar al niño al jardín o colegio si tiene síntomas de enfermedad; si no puede cuidarse en casa, el jardín debe tener en cuenta los mismos consejos caseros, como son:

No lo automedique: en especial no dar antibióticos o medicamentos que no hayan sido formulados o darles jarabes para quitar la tos. Para controlarla, lo más adecuado es suministrar líquidos de manera más frecuente.

Para aliviar la irritación de garganta: que estimula la tos, dar miel con limón, bebidas endulzadas o colombinas (en mayores de 1 año).

Si está recibiendo leche materna: no suspenderla, pues le ayuda a controlar la infección, lo nutre e hidrata.

Si está comiendo menos: ofrézcale alimentos con mayor frecuencia, y ubíquelo en posición vertical (sentado) unos 30 minutos después de comer. Esto disminuye el riesgo de que, por un episodio de tos, el niño broncoaspire.

La nariz debe estar limpia: para que pueda respirar y comer sin problema, en especial para los menores de 3 meses. Para ello es ideal la siguiente receta: prepare media taza de agua hervida, agregue media cucharadita de sal. Cuando esté tibia, aplique uno a dos goterados de esta solución en cada fosa nasal.

 

Señales de Alarma

Reconocer las señales que indican cuándo una gripe deja de ser una enfermedad leve es muy importante:

Apetito: Bebé de dos meses que disminuye el apetito o presenta fiebre.

Fiebre: Si es mayor y presenta fiebre superior a 38,5 °C por más de tres días o permanece muy decaído cuando esta cede.

Respiración rápida: Niños menores de dos meses que respiran sesenta o más veces por minuto. Niños de 2 a 11 meses que respiran cincuenta o más veces por minuto. Niños de 1 a 4 años respiran cuarenta o más veces por minuto minuto.

Sonido en el pecho: Al niño se le hunden las costillas y le suena el pecho al respirar.

Vómito: No puede comer o beber nada o vomita todo.

Somnoliento: Está anormalmente somnoliento o no despierta con facilidad.

Convulsiones: Presenta ataques o convulsiones.

Recomendaciones para los Padres

  • Evite el contacto con personas que tengan tos o gripa.
  • Lávese las manos con agua y jabón varias veces al día.
  • Evite los cambios bruscos de temperatura, cubra la nariz y la boca al salir de lugares cerrados.
  • Limpiar y desinfectar los utensilios en el hogar y los juguetes de los niños.

Por Nicolas S. para Citykids

Fuente: Secretaría Distrital de Salud de Bogotá / www.eltiempo.com