Experiencia en la tribuna familiar del Estadio El Campin

 en Actividades para niños

Asistir al estadio de fútbol en la ciudad de Bogotá ya es un plan familiar. No reviste riesgos ni peligros por la organización que existe hoy en día. Tuve la grata experiencia de compartir este espacio con mi hijo de 5 años y medio.

A continuación, les cuento sobre nuestra grata experiencia, cargada de emociones y vivencias.

Origen del Estadio

Quiero empezar contándoles un poco sobre el estadio: La familia Camacho, en la alcaldía del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, donó la hacienda ¨El Campin¨. Producto de esa donación el gran líder liberal construye este escenario deportivo, llamándolo ¨Nemesio Camacho el Campín¨. El nombre procedía de una traducción al español del término inglés “Camping”, ya que el sector donde se construyó el escenario era una zona amplia, verde y utilizada para ir a acampar. Inaugurado el 10 de agosto de 1938, con una capacidad de aproximada de 36 mil espectadores y ubicado en la localidad de Teusaquillo hacia la carrera 30 con calle 63. Los dos equipos capitalinos: Santafé y Millonarios, comparten el escenario deportivo para disputar los diferentes torneos nacionales. El estadio también ha sido utilizado para eventos internacionales no solo deportivos si no también musicales.

La Pasión por el fútbol y el deporte

Tengo que empezar por darle las gracias a mi Papá. Él fue quien me incentivo, acerco y enseñó sobre la pasión por este deporte. No solo visto por televisión, si no también practicado. Mi padre, de origen Sincelejano es buen jugador de fútbol, disciplinado y, sobre todo, amante y fan de un equipo de la capital.

¿Bueno y por qué empezar por acá?  porque desde nuestros hogares podemos inculcar el amor a un deporte para practicarlo, verlo, asistir a eventos y porque no, tener alguna preferencia.

Tribuna Familiar en el Estadio El Campin

Quiero resaltar esta gran iniciativa que desde el año 2018 entró en vigencia. Los equipos capitalinos y auspiciada por la alcaldía local vigente se le dio origen a la Tribuna Familiar, ¡créanlo por favor!!!!. Ahora la tribuna norte, emblemática por las mal llamadas barras bravas, está destinada solo para que las familias asistan al estadio, alienten a sus equipos capitalinos, enseñando cultura, diversión, organización y deporte.

Proceso de ingreso

Parqueadero

Empecemos por el lugar para dejar seguro el vehículo. A tan solo unos metros podrán encontrar el parqueadero habilitado del Coliseo de la ciudad de Bogotá. No puedo decir el nombre completo porque de pronto me cobran la pauta. El costo es de 12 mil pesos por todo el espectáculo. Si no quieres ir en vehículo particular, nuestro Trasmilenio pasa por el frente y existe la estación respectiva.

Boletería

Saliendo del parqueadero se encuentra el lugar dispuesto para la compra de las boletas. Existen alrededor de unas 10 ventanillas que bajo una fila moderada te darán acceso a la tribuna que prefieras. El costo de la boleta para ir con tus hijos está entre 50 mil y 120 mil pesos por persona. Recuerda que el ingreso es a partir de los 5 años.

No puedo dejar pasar la anécdota; le preguntan a mi hijo. ¿Cuántos años tienes?  no habíamos hablado del tema, el responde 5 años y medio, la señora le dice seguro y medio, el responde sí; cumplí años en enero 14. Me dio mucha risa. La señora le creyó perfectamente.

Cada cosa llega a su debido tiempo, no podemos forzar o incumplir estas normas y mucho menos enseñar a mentir a nuestros hijos.

Ingreso

Finalmente compramos las entradas, nos acercamos a la entrada principal, en donde existen varios filtros de seguridad. Se siente, se percibe orden y un método para acceder a dicho espectáculo. Nuestra policía capitalina con gran orden, hacen cumplir los requisitos para acceder al evento.

Nuevamente no puedo dejar pasar otra anécdota; cuando fui requisado al entrar a uno del primer filtro, mi hijo también quiso y levanto sus manos en señal de disposición para ser requisado, los auxiliares de policías todos rieron y le dijeron, gracias señor y el hizo la señal de firmes. Todos rieron……

Ya en el estadio

Todas las sillas son numeradas, se respeta la silla, nuestros lugares estaban a nuestra disposición. Cabe resaltar que existen localidades con techo y otras sin techo, para esto recomiendo preguntar en la taquilla cual es la que quisieras acceder.

Comida en el estadio

Quedé sorprendido con la variedad, encontrarás la tradicional lechona tolimense, hamburguesas, perros, chorizos, palotes de queso, palomitas de maíz, paquetes de papas, golosinas y todas las bebidas… Con mi hijo compartimos un plato de lechona y algunas golosinas, le gusto este plato típico.

Que afortunado somos

Gracias a un amigo de muchos años atrás, Juan Manuel, mi hijo tuvo la oportunidad de entrar a la cancha vestido de pies a cabeza de ese equipo capitalina el cual soy fan por influencia de mi papa y ahora por convicción, acompañado y de la mano de un jugador insignia de esta temporada, Cristian Marrugo. Mi hijo a esta corta edad me dice; los sueños se hacen realidad, gracias Papi….

Salida del estadio

Recalco también, el orden de la salida. Con amplitud en términos de espacio y las puertas abiertas, se nota ya una cultura ciudadana para este momento, la llegada al parqueadero sin ningún afán fue muy fácil y llevadero. ¿Mi hijo cansado por la emoción de haber asistido a este evento y haber visto a nuestro equipo ganando, llegó al carro y quedo profundo, ahora quien lo despierta????? Pues yo.

Y así las cosas de generación en generación se cumple algunos anhelos que de infancia nos han inculcado. Ir al estadio es una aventura segura y sin riesgos mayores. Disfruta de planes en Bogotá consultando Citykids y accede a beneficios con CitykidsPass….  

Por Julian Seba para CITYKIDS

Deja un comentario