Trucos para poner a dormir a tus hijos rápido

 en Salud y Nutrición

Te cuesta trabajo ponerlos a dormir? Noche tras noche trataba de acostar a mis hijos y ellos trataban de demostrarme dos horas después que aun no querían dormir.

A lo largo de los años, he aprendido cómo luchar con problemas de sueño de los niños pequeños. Aquí les cuento sobre mis mejores secretos para ayudar a sus hijos a encontrar el sueño . ¿La mejor parte? Puedes hacer todo esto sin gritar, amenazar o sobornar a tu hijo para que se duerma rápido.

Atiende sus necesidades: poder, experiencia y conexión 

Todos los niños necesitan sentir poder, experiencia y conexión. Ser ellos quienes deciden la hora de acostarse. Si los niños se sienten impotentes y desean el control, lucharán contra la hora de acostarse para satisfacer su necesidad de poder. Los niños quieren la experiencia de dormir en su cama y continuarán intentando experimentarla sin saber cómo llegar a ella. 

Cuando un niño se siente escuchado, se siente conectado y esto hará posible mantener esa conexión y cederá. Si los niños están en control, dejan de tratar de controlar a los demás.

Convierte sus luchas en juegos

El juego es una herramienta poderosa que nos puede ayudar a que nuestros hijos cambien de comportamiento. Si los niños se siguen levantando de su cama o se despiertan por la noche, podemos convertirlo en un juego. Hagamos un cambio de roles, jugamos mucho antes de dormir que ellos son los padres y nosotros los hijos. Qué nos acuestan y recreemos la historia que nos pasa con ellos a diario. Como reaccionan? Caen en cuenta de su comportamiento?

Rutinas visuales

Los expertos recomiendan crear rutinas para recordarles a nuestros hijos que deben dormir. Estas rutinas deben ser evidentes. Sacar la pijama. Buscar el muñeco para dormir, alistar la cama, el cepillo de dientes etc. Hagamos que caigan en cuenta de los pasos que damos antes de ir a dormir y que estos crean un ritual que nos prepara para la cama.

Aceites esenciales para dormir

Existen aceites esenciales que pueden incentivar el sueño, entre mis favoritos son la lavanda y el cedro. El aceite esencial de madera de cedro apoya la función saludable de la glándula pineal, que libera melatonina … las hormonas naturales del sueño del cuerpo.
La lavanda relaja el cuerpo. Lógicamente, debemos asegurarnos de la concentración de los aceites y qué tan puros sean.

Dormir es un regalo no un castigo

Los padres a menudo pueden caer en la trampa de usar el sueño como castigo: “¡Eso es! Si no limpias los juguetes en este momento, ¡te vas a la cama! “
La hora de dormir no debe ser un castigo. Es un momento para compartir juntos, buscar la calma, arruncharse, leer, sentirnos acogidos.

Todos los niños son diferentes. Encontrar una solución que funcione para todos es difícil. No te rindas, prueba diferentes cosas y busca lo que se aplique mejor en tu casa. Confía en tu instinto y recuerda que tus hijos pase lo que pase, se quedarán dormidos eventualmente.

Por Andrea T para CITYKIDS

Deja un comentario